El como brújula

¿Qué es un moodboard? ¿Por qué es importante armar uno? ¿Es lo mismo que un brandboard?

Un mood¿qué? Sisi, un “moodboard” no es una palabra en inglés que usamos para parecer interesantes, el moodboard en sí ES interesante!

Si tuviésemos que traducirlo de acuerdo con su función diríamos que es un tablero de inspiración. Es ese lugar donde hacemos visuales todos los elementos que pueden aportar valor o sentido a nuestras decisiones gráficas.

Es la manera más sencilla de poder aterrizar conceptos y exponer imágenes que nos ayuden a encontrar el camino que seguiremos con nuestra idea de diseño, de esa manera se convertirá en nuestra brújula.

A simple vista puede parecerse a un collage, pero lo realmente importante es lo que se esconde detrás de todas esas imágenes pegadas una al lado de la otra… lo escondido son sensaciones, un universo de colores, formas y la posibilidad de acordar con el cliente si el pedido va hacia buen puerto.

El moodboard nos ayuda con lo más difícil del diseño de identidades: definir la personalidad de la marca. Podemos con este simple tablero entender cómo percibirá nuestro público las ideas que queremos comunicar.

¿Por qué es importante armar un moodboard?

La relación entre el diseñador gráfico y el cliente no siempre es fácil, y diciendo “fácil” me refiero a que no es del todo fluida cuando las dos partes no hablan un mismo idioma.

El moodboard nos ayudará a achicar esa brecha entre el saber profesional del diseñador y la ansiedad del cliente por visualizar su proyecto.

Bajaremos a la realidad todos esos conceptos que a los diseñadores nos sirven de disparadores y nos ayudan a encender la chispita de la inspiración.

Las imágenes, texturas, formas, tipografías, ilustraciones, palabras claves, frases y todo aquello que nos ayude a recrear nuestra visión de la identidad que queremos lograr, serán los elementos que permitan definir una estética clara y serán el impulso para todo el proyecto.

Algunos ejemplos

Como se puede ver en estos moodboards físicos (pues los hay digitales y son mucho más habituales); en ambas situaciones los elementos se ven similares, pero el contenido de cada elemento es muy diferente, desde su paleta cromática hasta el estilo gráfico. Las diferencias que se plantean en estos 2 casos logran expresar personalidades distintas, que luego trasladaremos a la identidad de marca y potenciará los mensajes que comuniquemos en su nombre.

¿Es lo mismo que un brandboard?

De acuerdo con lo que dijimos hasta ahora el moodboard es uno de los primeros pasos en la elección de un camino para la identidad de una marca. Cuando hablemos del brandboard estaremos hablando del último paso de desarrollo de identidad visual.

El brandboard es el resultado de haber comprendido el moodboard y trabajado en sus elementos que luego se ven transformados en recursos gráficos.

Mientras el moodboard es un tablero de inspiración, el brandboard es una guía de estilo que conformará la biblia de la identidad visual. Podemos decir que el moodboard es el gps que nos dirige a nuestro destino: el brandboard.

Ya sabés, cuando contrates a tu diseñador consultale si te entrega un moodboard previo al desarrollo de la identidad, ¡así después no hay sorpresas!

Si querés contactarte conmigo para que pensemos en la identidad de tu proyecto contáctame por mail a hola@plangee.com o en el formulario de la web 😊

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *